Aumento de mama

Muchas mujeres no esán satisfechas con la apariencia de sus pechos. Lucir un escote bonito, especialmente en verano, ayuda a incrementar la confianza y la seguridad en una misma. Las chicas se sienten más femeninas, mejora su autoimagen y, en consecuencia, aumenta su autoestima. ¿Por qué no aprovechar, pues, el buen tiempo, y decidirse a someterse a esa intervención de aumento de mama que has estado posponiendo?

Para empezar, debemos aclarar que existen infinidad de posibilidades a la hora de aumentar el tamaño de los pechos. Cada persona tiene una constitución distinta, si el aumento de mamas no es muy significativo y la paciente tiene grasa corporal, se puede reimplantar esa grasa en las mamas, con una operación sin necesidad de prótesis.

Tras un aumento de pecho, con o sin prótesis, se pueden realizar mamografías, así como dar el pecho, sin ningún tipo de problema.

Mamoplastia reductora

Toda mujer sabe que un buen escote es un arma que sabemos usar y además le da un toque  femenino. La cirugía de mamas ha crecido mucho últimamente y eso se debe a que las mujeres quieren sentirme mejor con su físico, más seguras de sí mismas y, porque no, más sexys y sensuales.

Esá comprobado que la cirugía de incremento de busto es la más ordinario de las cirugías plásticas y probablemente muchas mujeres en este mismo instante estén pensando en someterse al bisturí con la finalidad de obtener una mejor delantera.

Si eres una de ellas toma en cuenta la siguiente información acerca de los tipos de prótesis disponibles en el mercado.

Hay dos tipos de implantes según el material de relleno de los mismos, con muchas formas y texturas distintos disponibles:

* Salinos

* Silicona

Principalmente los implantes suelen ser de dos formas:

* Redondos: colocados verticalmente tienen la misma anchura tanto en la parte superior como en la de abajo.

* Anatómicos: con forma de gota, es decir más anchos en la base. Se idearon para que proporcionaran un aspecto más natural ya que en cierto modo imitan la forma del pecho no operado.

Respecto a la textura, las prótesis mamarias son lisas o texturadas (incluso llamadas rugosas).

Si esás decidida a someterte a un incremento de busto, además de tener en cuenta el tipo de implante más adecuado, recuerda lo importante que es acudir a un cirujano profesional, todas sabemos que un médico de prestigio significa una mayor inversión, pero el riesgo de una intervención de este tipo no es cosa de juego y la salud es algo en lo que jamás debemos escatimar. Conozca todo sobre el aumento de pecho.

Mamoplastia de reducción

El postoperatorio

El postoperatorio es de aproximadamente 15 días para comenzar a deshincharse. Los primeros 3 días siempre la paciente esá hinchada pero a medida que transcurren las semanas se va asentando. Al mes ya esá asentado casi por completo y pueden verse cambios mínimos en los días siguientes. Los puntos se quitan a la primera semana y ya la paciente se retira sin vendaje, sólo es recomendable usar esos tops de lycra y algodón.

Y ya desde el tercer día pueden bañarse normalmente. La indicación principal es no hacer esfuerzos por una semana, no manejar durante la primera semana y después, semana a semana se puede ir aumentando los esfuerzos y el físico solo dirá que se puede o no hacer de acuerdo a si se siente o no dolor, describe Petersen.

La consulta con un especialista que escuche los deseos de la paciente y evalúe la posibilidad de cumplirlos es el primer paso hacia el cambio. Hay muchos estudios psicológicos que demuestran que este tipo de operaciones son una forma de luchar contra la inseguridad personal y hacen un aporte inconmensurable a la autoestima de las mujeres que frecuentemente, después del cambio estético, muestran un cambio positivo en su actitud seguras de ser dueñas de una nueva sensualidad. Conozca todo sobre el aumento de pechos.

Aumentar pecho

Aumento de pechoLa cirugía tiene una persistencia aproximada de dos horas y se lleva a cabo en quirófano. Generalmente se efectúa bajo anestesia general y pocas veces con anestesia local y sedación. La incisión se tiene que hacer tanto en el pliegue sublactífero, como alrededor de la areola o en la axila. Generalmente la prótesis se introduce a través de la areola por medio de una incisión y se crea un bolsillo por detrás de la tetilla o por detrás del músculo pectoral, donde irá colocada la prótesis. En cualquiera de los casos la intención es siempre la misma, disimular al máximo la cicatriz y que el resultado final sea lo más natural posible. Cuando ya se ha colocado la prótesis, se realizan las suturas necesarias y se cubren con esparadrapos y vendajes especiales.

La intervención termina en la sala de reanimación con control médico hasta salir de la anestesia. La permanencia en la clínica u hospital es muy breve, tiene que llegar a ser de un día si todo evoluciona correctamente. Para evitar el dolor y las molestias se proporcionará a la paciente, analgésicos e inflamatorios.

Es conveniente revisar las prótesis al menos una vez cada año, para comprobar principalmente que éstas no se hayan roto. La complicación más frecuente que tiene que darse es la aparición de una contractura capsular, que consiste en un endurecimiento de la zona que rodea a la prótesis. Otro posible, si bien poco frecuente riesgo, es la aparición de edemas. Para evitar que éstos se produzcan se colocan drenajes después de la operación para evacuar la sangre.

Cirugía de senos

El aumento de pecho tiene que mejorar la apariencia estética y el bienestar de la mujer, pero antes de tomar la decisión de realizarse esta intervención, la paciente debe saber que:

A pesar de tratarse de una operación de corta persistencia, completamente segura, y que entraña poco riesgo para las mujeres que se someten a ella, es necesario tener en cuenta que la intervención, como cualquier otra que sea de tipo quirúrgico, se debe realizar en una clínica u hospital adecuado que aporte las condiciones necesarias de certeza y profesionalidad para su completa realización.

Al tratarse de una intervención de carácter muy personal, la paciente debe aclarar cuáles son sus expectativas reales Precedentemente a realizar la operación. Para ello es conveniente acudir a una consulta inicial con el cirujano y explicar detenidamente qué es lo que le gustaría obtener de dicha operación. Los profesionales son los que en cada caso conocen cuáles son los resultados que se pueden obtener y cuáles son los mejores medios para poder conseguirlo.

Aumento de pecho

También se utiliza la mamoplastia para corregir problemas de asimetría, donde un pecho es notablemente mayor que otro, o en pérdidas de volumen, por ejemplo, tras el transcurso de un embarazo, donde la tetilla sufre lo que se denomina atrofia lactífera postparto, la cual experimentan la gran mayoría de las mujeres tras dar a luz: el pecho tiende a caer, a descolgarse e incluso a perder parte de su volumen.

Si bien la mamoplastia ofrece muy buenos resultados para una gran cantidad de problemas, generalmente la mayoría de las intervenciones de aumento de pecho suelen obedecer más bien a razones de tipo estético: aumentar el tamaño de la tetilla.

PROCEDIMIENTO:

El aumento de pecho esá indicado en aquellos pacientes cuyo volumen lactífero se considera pequeño, sean cuales sean las causas. Se efectúa una cirugía que consiste en implantar, bien debajo de la glándula o debajo del músculo, a través de una incisión en la piel (periareolar, axilar o inframaria) una prótesis lactífera (con forma variable según los casos y cuya composición es gel de silicona) para aumentar la tetilla.

Mamoplastia

AUMENTO DE PECHO

El aumento de pecho, o más técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico que se efectúa para mejorar la forma de las mamas, para mejorar el tamaño de los pechos por medio del implante de prótesis. Se trata de una intervención segura, con magníficos resultados, por eso a día de hoy es una de las intervenciones que más se efectúa, tanto en España como en el resto de países del mundo.

La tetilla de la mujer es una parte del cuerpo que experimenta una continua evolución durante toda la vida. Su incremento y desarrollo se produce hasta los 18 años aproximadamente y llega a sufrir variaciones de tamaño en diferentes etapas como por ejemplo los periodos menstruales, el embarazo o durante la lactancia.

Mediante la mamoplastia de aumento se tiene que mejorar el tamaño de los pechos chicos o con poco volumen. La consideración de un pecho como pequeño tiene que deberse tanto a razones personales como a discordancias reales entre el tamaño torácico de la persona y el tamaño del tetilla, que aún no siendo pequeño no va con el mismo. A veces el problema consiste en una falta de desarrollo lactífero debido a que no hay tejido de este tipo durante la juventud. Para todos estos casos esá aconsejada la mamoplastia de aumento.