Recupera la confianza con un aumento de pecho

Crema Aumento PechoCientos de mujeres de todos los países han experimentado la falta de confianza y autoestima que implica poseer pechos pequeños. A la hora de salir y relacionarse se sienten retraídas, tímidas y vacilantes. Sin embargo, miles de mujeres han optado por la mejor solución: el aumento de pecho de la mano de profesionales altamente recomendables por sus excelentes resultados y su respaldo científico.

El tratamiento consta de un exhaustivo análisis y evaluación de cada caso en particular, valorando el volumen, la proyección del pecho y otros factores que puedan influir a la hora de efectuar el procedimiento quirúrgico. En la mayoría de los casos, este tipo de cirugía no precisa ingreso.

Existen también productos naturales y cremas para aumentar el pecho pero no parece que se tengan grandes resultados, además hay que mirar bien porque algunas no se deben utilizar más de unas semanas y cuando se termina el tratamiento volvemos al estado inicial, hay otras que son de larga duración que con paciencia parece que funcionan pero según parece pueden ocasionar retención de líquidos u otros efectos.

Aumentar pecho

Aumento de pechoLa cirugía tiene una persistencia aproximada de dos horas y se lleva a cabo en quirófano. Generalmente se efectúa bajo anestesia general y pocas veces con anestesia local y sedación. La incisión se tiene que hacer tanto en el pliegue sublactífero, como alrededor de la areola o en la axila. Generalmente la prótesis se introduce a través de la areola por medio de una incisión y se crea un bolsillo por detrás de la tetilla o por detrás del músculo pectoral, donde irá colocada la prótesis. En cualquiera de los casos la intención es siempre la misma, disimular al máximo la cicatriz y que el resultado final sea lo más natural posible. Cuando ya se ha colocado la prótesis, se realizan las suturas necesarias y se cubren con esparadrapos y vendajes especiales.

La intervención termina en la sala de reanimación con control médico hasta salir de la anestesia. La permanencia en la clínica u hospital es muy breve, tiene que llegar a ser de un día si todo evoluciona correctamente. Para evitar el dolor y las molestias se proporcionará a la paciente, analgésicos e inflamatorios.

Es conveniente revisar las prótesis al menos una vez cada año, para comprobar principalmente que éstas no se hayan roto. La complicación más frecuente que tiene que darse es la aparición de una contractura capsular, que consiste en un endurecimiento de la zona que rodea a la prótesis. Otro posible, si bien poco frecuente riesgo, es la aparición de edemas. Para evitar que éstos se produzcan se colocan drenajes después de la operación para evacuar la sangre.

Aumento de senos

Primeramente se evalúa el estado general de salud de la paciente y se le explica a la misma cuál es el método más adecuado para su caso en particular. Se hace una valoración del estado de las mamas, el tamaño, la forma y la firmeza de la piel.

En esta toma de contacto se obtienen datos tales como hábitos alimenticios, hábitos de fumar, ingesta de medicamentos, pretensión de posibles embarazos en el futuro, alergias, etc. También se habla sobre el tipo de anestesia que se utilizara y los costes de la operación.

Hay diferentes tipos de implantes entre los que el cirujano tiene que decidir cuál es el que más conviene a la paciente. Hoy en día, se utilizan sobre todas las demás, las prótesis fabricadas de gel de silicona, pues hay una gran diversidad de formas y tamaños.

Precedentemente a realizar la operación, el cirujano dará las indicaciones necesarias para que la paciente se prepare adecuadamente. Proporcionará consejos tales como la toma o supresión de ciertos medicamentos y alimentos, e instrucciones sobre cómo hidratar la piel de los senos.

Conozca todo sobre el aumento de mama.

Aumento de pecho

También se utiliza la mamoplastia para corregir problemas de asimetría, donde un pecho es notablemente mayor que otro, o en pérdidas de volumen, por ejemplo, tras el transcurso de un embarazo, donde la tetilla sufre lo que se denomina atrofia lactífera postparto, la cual experimentan la gran mayoría de las mujeres tras dar a luz: el pecho tiende a caer, a descolgarse e incluso a perder parte de su volumen.

Si bien la mamoplastia ofrece muy buenos resultados para una gran cantidad de problemas, generalmente la mayoría de las intervenciones de aumento de pecho suelen obedecer más bien a razones de tipo estético: aumentar el tamaño de la tetilla.

PROCEDIMIENTO:

El aumento de pecho está indicado en aquellos pacientes cuyo volumen lactífero se considera pequeño, sean cuales sean las causas. Se efectúa una cirugía que consiste en implantar, bien debajo de la glándula o debajo del músculo, a través de una incisión en la piel (periareolar, axilar o inframaria) una prótesis lactífera (con forma variable según los casos y cuya composición es gel de silicona) para aumentar la tetilla.

Mamoplastia

AUMENTO DE PECHO

El aumento de pecho, o más técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico que se efectúa para mejorar la forma de las mamas, para mejorar el tamaño de los pechos por medio del implante de prótesis. Se trata de una intervención segura, con magníficos resultados, por eso a día de hoy es una de las intervenciones que más se efectúa, tanto en España como en el resto de países del mundo.

La tetilla de la mujer es una parte del cuerpo que experimenta una continua evolución durante toda la vida. Su incremento y desarrollo se produce hasta los 18 años aproximadamente y llega a sufrir variaciones de tamaño en diferentes etapas como por ejemplo los periodos menstruales, el embarazo o durante la lactancia.

Mediante la mamoplastia de aumento se tiene que mejorar el tamaño de los pechos chicos o con poco volumen. La consideración de un pecho como pequeño tiene que deberse tanto a razones personales como a discordancias reales entre el tamaño torácico de la persona y el tamaño del tetilla, que aún no siendo pequeño no va con el mismo. A veces el problema consiste en una falta de desarrollo lactífero debido a que no hay tejido de este tipo durante la juventud. Para todos estos casos está aconsejada la mamoplastia de aumento.