Aumento de pecho

También se utiliza la mamoplastia para corregir problemas de asimetría, donde un pecho es notablemente mayor que otro, o en pérdidas de volumen, por ejemplo, tras el transcurso de un embarazo, donde la tetilla sufre lo que se denomina atrofia lactífera postparto, la cual experimentan la gran mayoría de las mujeres tras dar a luz: el pecho tiende a caer, a descolgarse e incluso a perder parte de su volumen.

Si bien la mamoplastia ofrece muy buenos resultados para una gran cantidad de problemas, generalmente la mayoría de las intervenciones de aumento de pecho suelen obedecer más bien a razones de tipo estético: aumentar el tamaño de la tetilla.

PROCEDIMIENTO:

El aumento de pecho esá indicado en aquellos pacientes cuyo volumen lactífero se considera pequeño, sean cuales sean las causas. Se efectúa una cirugía que consiste en implantar, bien debajo de la glándula o debajo del músculo, a través de una incisión en la piel (periareolar, axilar o inframaria) una prótesis lactífera (con forma variable según los casos y cuya composición es gel de silicona) para aumentar la tetilla.